Como sonreír a la vida: Juan Dual

 In Para ti

Ayer tuvimos el honor de patrocinar la charla de Juan Dual: Como sonreír a la vida, y es curioso que alguien con una enfermedad grave tenga que contarnos a los sanos como hacerlo.

Lo primero que nos dijo fue «Estoy vacío por dentro», y es literalmente así, ya que le han extirpado varios órganos vitales…  Juan tiene una enfermedad genética, transmitida de padre a hijo varón, y desde los 13 años le realizan pruebas, de las que todo hijo de vecino huye, anualmente; Nos cuenta que hasta los 28 años fue un chico normal (y mira que me gusta poco esa palabra, pero se refería  a sano), y se señala orgulloso en una foto con dos chicas contándonos que pesaba 103 kgs, un chico de apariencia muy saludable. Ese año le operaron extrayéndole estómago e intestino grueso y estuvo a punto de morir, pero según Juan, no era su momento, obvio. Tras esa operación y en menos de tres meses Juan pasó de 103 kgs a 57kgs.

Después de la operación dice que estaba absolutamente agotado, y nos hizo una reflexión que me revolvió: « ¿Os acordáis del día que más cansados os habéis levantado de vuestra vida?, pues yo estaba mucho más cansado»

Entonces Juan nos habla de sus amigos, «tengo los mejores peores amigos o los peores mejores amigos», aludiendo a que sus amigos tienen dos cosas en común: su amor por el deporte y su amor por Juan. De modo que pensó: «Si ellos hacen deporte y se sienten bien, ¿por qué no hacerlo yo?» y así empezó a caminar deprisa, a trotar y a correr progresivamente cobrando vida interior: «cuando corro me siento vivo» y así fue como Juan descubrió lo que le hace feliz. Nos habló con los ojos destellantes de sus inicios en Alicante, una de sus primeras carreras por montana de castillo a castillo, nos contó su viaje en bicicleta por Sudamérica, y que por un contratiempo dejó la bicicleta y volvió a correr por la montaña; casi de pasada pero con emoción nos contó también como le abrían las puertas de su casa personas desconocidas…  se le salían por las orejas las historias, la pasión, la vida.

Y no es que Juan tenga una oportunidad de la que es resto carecemos, sino todo lo contrario. Alguien le preguntó por sus inicios en el running, y él sencillamente dijo: «Desde que tengo uso de razón mi vida la he basado en la prueba y error, cuando algo me funciona, sigo haciéndolo»

Es evidente que correr le hace feliz, y cuando la gente le pregunta « ¿Por qué lo haces?», él responde  « ¿y por qué no?»

Juan Dual rebosa vida por cada uno de los poros de su delgado cuerpo, vida de la buena, hecha de experiencias y de mirar a los ojos, hecha de viajes y de gente con capacidad de echar una mano al prójimo, hecha de miradas a los ojos, de caricias… en definitiva, de AMOR.

«Si todo va bien, Juan correrá la siguiente carrera en dos días»

Alguien le pregunta: « ¿a qué te refieres con si todo va bien: al proyecto o a tu salud? »

«Me refiero a todo, sé que llegará el día en que no estaré aquí y el mundo seguirá girando, no somos imprescindibles»

El mundo seguirá girando, es verdad, y Juan nos dice que todos somos capaces de hacer cosas increíbles por nosotros mismos, y yo ya no sé cómo contener las lágrimas y simplemente las dejar caer por mis mejillas con mi alma llena de frases de Juan que sé que no tendré que hacer ningún esfuerzo por recordar, con mi pecho un poco más ancho, con la mirada un poco más honda, con las ideas más claras. GRACIAS, JUAN…

Recommended Posts
Contact Us

Not readable? Change text.