Curso Autoestima Infantil

 In curso autoestima infantil

Entrevista a Carmen Vicente Pérez, terapeuta del curso de autoestima infantil

En octubre empezamos el Curso de autoestima infantil de Gestión de Emociones. Este curso se imparte en un marco de juego, música infantil, cuentos pedagógicos y mucho cariño, de la mano de Carmen Vicente Pérez, terapeuta Gestalt de niñ@s, adolescentes y adultos, y como colaboradora, Mª Jesús Salvador Porta, terapeuta del humor.

En esta entrevista, hacemos balance de cómo ha ido el curso con Carmen Vicente Pérez.

Pregunta: Carmen, ¿Cómo te sientes con este proyecto?

Respuesta: Me siento muy ilusionada con este proyecto, durante mi trayectoria profesional he comprobado que cuanto antes se aprende a gestionar las emociones más alta es la autoestima, mejores relaciones y más éxito en la vida.

Quiero compartir lo contenta que estoy con el proyecto, de enseñar a niñ@s y adolescentes a tener una buena autoestima, que sepan comunicarse de manera asertiva, que respeten y que se hagan de respetar.

Pregunta: ¿Qué aprenden l@s niñ@s es el curso de autoestima?

Respuesta: algunas cosas que han conseguido l@s niñ@s durante el curso:

  1. Han aprendido a reconocer y liberar sus enfados: como ya sabes, no hay emociones malas ni buenas, todas son indicadores de que algo está pasando, enseñar a un niñ@ a reconocer sus enfados y gestionarlo -con las diferentes técnicas que han aprendido en el curso- ha sido muy interesante, y 100% efectivo. Gracias a ello, se enfadan menos y cuando lo hacen, lo gestionan con la técnica adecuada según el momento y la situación (por lo tanto, el enfado dura menos).
  1. Han mejorado su autoestima: mediante la práctica diaria de la psicología positiva, hemos focalizado a l@s niñ@s en la importancia de la alegría como estado habitual de la infancia, eso les ha dado fuerza para superar timideces, enfrentarse con más fuerza a las adversidades y disfrutar con más consciencia del éxito que tienen.
  1. Han aprendido a relajarse, a parar el cuerpo, la mente para atender/escuchar atendiendo las emociones, han aprendido a escuchar a sus compañeros/as sin interrumpir, a respirar con ritmos que inducen la relajación y el sueño. Esto es realmente útil, ya que l@s niñ@ tienen una energía desbordante que pueden aprender a canalizarla, auto gestionándose y entendiendo que hay momentos para jugar (y gastar mucha energía) y otros para estar relajados y descansar. De este modo, l@s niñ@s duermen más y descansan mejor.

Pregunta: ¿Qué te ha llamado la atención de trabajar con niñ@s tan pequeñ@s?

Respuesta: Me he sorprendido como se han acoplado este año entre un niño de tres años hasta el más mayor de 7, mis sospechas de que todos necesitamos ayuda para aprender a canalizar las emociones cuando nos frustramos y que tenemos que entender que la frustración de cada uno y que esa emoción la tenemos que aprender a gestionar, enfadarnos con la situación no con la persona es mi proyecto.

Pregunta: ¿Qué papel tienen los padres en este proyecto?

Respuesta: He visto que los padres de los alumnos de este año no han hecho oídos sordos, y están  poniendo de su parte para la asimilación de las herramientas que aprenden cada semana en la sesión.

Me alegra oír como hacen las tareas y los papas aportan su experiencia de que los niños están más tranquilos, se enfadan menos, reducen horas de pantalla (tablet, ordenador, tv, consola…), cuando van a un evento y antes se quedaban retraídos detrás de los padres, ahora me dicen que se incorporan con niñ@s que no conocen para jugar…

Todo esto que sigo insistiendo que están demasiados estimulados, y necesitan horas de  tranquilidad y estar con los padres, se está cumpliendo.

Es gratificante ver que los padres padres se implican en el aprendizaje emocional, me dicen que hay mejor ambiente en las casas y que están más contentos.

Pregunta: ¿Cuáles son los avances terapéuticos que más valoras de l@s nin@s?

Respuesta: Los veo más atentos en clase y pueden parar para escuchar y escucharse, esto es muy importante para sus relaciones, esta maduración emocional que están aprendiendo será su identidad el día de mañana y la buena comunicación a todos los niveles empieza por una buena escucha.

Además, están aprendiendo a no “victimizar” para pedir las cosas y dejar de utilizar las emociones para chantajear y salirse con la suya, esto no nos debe extrañar ya que es una enseñanza que aprenden con los mayores, así que la buena colaboración de los padres está haciendo que este se vaya reduciendo poco a poco.

Un buen habito que han cogido por las noches, es escuchar el audio que les he grabado para agradecer lo bueno que les da la vida y descansar conectando con la alegría, esta disciplina hace que el descanso sea más efectivo y preparamos la mente para descansar y que por la mañana nos levantemos frescos para empezar el día.

Pregunta: Enhorabuena, Carmen, es un trabajo maravilloso, ¿Quieres añadir algo más?

Respuesta: Estoy muy agradecida tanto a los padres como a los niños que vienen contentos cada semana al taller de autoestima. Un gran regalo para mi método en el cual he puesto mucho empeño para crear hogares saludables y felices.

Mi última reflexión es que si creamos un hogar por amor, tenemos hijos por y con amor, merecemos crear un ambiente en el hogar que sea coherente con nuestro proyecto de vida en familia. Dar y recibir amor de y para los nuestros.

Recommended Posts
Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Aviso de cookies

Gestion de Emociones utiliza cookies. Si acepta,está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies